Combinar la comodidad y la seguridad es la prioridad número uno para los motociclistas. Pero los motoristas que llevan gafas saben que no siempre es fácil introducir las lentes correctoras bajo el casco. Antes de subirte a la moto, sigue esta práctica guía de 5 puntos.

Dirigirse a los marcos adecuados

Es mejor elegir monturas flexibles que no sean demasiado anchas, por comodidad y visibilidad. Por encima de todo, las gafas de motorista deben ser cómodas. Elija monturas con patillas rectas y ergonómicas que sean más fáciles de colocar. Evite las patillas con caras interiores que no se deslizan bien.

Elegir (también) el casco adecuado

La mayoría de los cascos estándar “integrales” crean puntos de presión que hacen que las gafas se muevan hacia arriba o hacia abajo, afectando al campo de visión. Sin embargo, debes saber que hay cascos que tienen ranuras para las gafas, ofreciendo una mayor estabilidad, lo que es una garantía de seguridad. Cuidado con el compromiso, por supuesto, el casco “jet”, abierto, es más fácil de poner con gafas, pero la seguridad no es óptima.

Anticiparse al empañamiento

Este es el enemigo número uno de los motociclistas, especialmente si llevan gafas. Los productos antiniebla especiales para cascos y gafas han demostrado su eficacia. También puedes pedir a tu óptico un tratamiento antivaho para tus gafas. En la carretera, no dudes en jugar con el sistema de ventilación del casco, si lo tiene. Por último, considere la posibilidad de llevar un par de gafas de repuesto de calidad a todas partes.

Protegerse del sol

Puede elegir lentes fotocromáticas para sus gafas: claras en interiores (en la oficina y en casa) y por la noche se matizarán en función de la luminosidad exterior. Algunos pueden incluso tintarse detrás del parabrisas de un coche o de la visera de un casco. También puedes optar por unas gafas de sol que reduzcan el deslumbramiento; si son polarizadas, también eliminan los molestos reflejos. Tenga cuidado de no elegirlos demasiado oscuros: el índice 4, que es demasiado oscuro, está prohibido para la conducción. Algunos motoristas prefieren una visera tintada a unas gafas de sol. Pero para otros, dificulta la conducción cuando hay poca luz.

Favorecer las cualidades específicas de las gafas

En caso de impacto o proyección, las lentes de policarbonato garantizan una mayor seguridad, ya que este material es prácticamente irrompible. Otro aspecto vital de la seguridad es cómo reducir el deslumbramiento cuando se conduce de noche. A todos los motociclistas que circulan de noche o en penumbra les molestan los faros, la reverberación y la división de la imagen. Estos inconvenientes son aún más pronunciados para los que llevan gafas. Para esto último, es imprescindible adoptar gafas con un revestimiento antirreflectante, que reduce el efecto del halo de luz producido por el alumbrado público o por los vehículos que circulan en sentido contrario.

Si es usted présbita, debe saber que existen lentes progresivas específicamente diseñadas para la conducción: su visión es perfecta a todas las distancias y, gracias al amplísimo campo de visión, se encuentra muy cómodo incluso en los laterales. Pida consejo a su óptico.

Moteros
Tenemos lo que necesita

Descubre las mejores gafas MOTO

masques-moto-lunettes-de-vue.png